Es un tratamiento para curar síntomas, sufrimientos psíquicos y algunas enfermedades físicas, mediante la palabra.

El psicoanálisis es un método para curar síntomas psíquicos, modificar comportamientos repetitivos que provocan sufrimientos, descubrir cómo funciona nuestro deseo, y porqué en ocasiones hacemos elecciones que nos alejan de lo que queremos, permaneciendo insatisfechos sin quererlo conscientemente, o poniendo nuestro deseo a distancia hasta incluso postergar lo máximo posible su realización, logrando que se convierta en imposible...

La técnica del psicoanálisis se distingue de otras formas de terapia psicológica por la importancia que concede a varios aspectos:

- el inconsciente y sus manifestaciones: en este aspecto el psicoanálisis es la aproximación más exhaustiva del psiquismo. Según Freud (su fundador), el inconsciente es una entidad psíquica al cual no podemos acceder directamente, pero que sin embargo actúa de forma decisiva sobre nuestra forma de ser y de hacer las cosas. El objetivo de un psicoanálisis es el de poder saber más sobre nuestro inconsciente, de retirar esta ignorancia sobre sí, que es el origen de nuestro malestar. Así al iniciar un psicoanálisis, el individuo elige no ser más la «víctima» de eso que con frecuencia calificamos erróneamente de «destino», o de «mala suerte» Jacques Lacan. Para ser mas precisos, el centro del análisis es el deseo inconsciente, y el objetivo o el desafío es lograr que el analizante se acorde con su deseo: que pueda convivir con él, abrazarlo y disfrutarlo, en vez de huirle, escaparle, anularlo, olvidarlo o borrarlo... El inconsciente se manifiesta mediante lapsus, actos fallidos, sueños o síntomas: hay que querer y saber escucharlo.


- es un trabajo de investigación que no puede realizarse solo, puesto que no tenemos acceso directo al inconsciente. Debemos pasar por la palabra dirigida al psicoanalista, quien gracias a su saber, su pertinencia y rigor permite al sujeto descubrir la lógica de su funcionamiento psíquico, asi como aquello que no puede percibir solo de su historia y su deseo. Su historia es única y singular y el psicoanalista lo acompaña en el viaje para descubrirla.


- para ello, y a diferencia de otras terapias, es indispensable que el Psicoanalista haya seguido él mismo un psicoanálisis personal completo, asi como controles o supervisiones de casos clínicos con colegas mas experimentados.


- la única regla que existe en el análisis es la de la asociación libre, es decir, decir todo lo que viene a la mente sin juzgar ni censurar.


- Es únicamente a través de un psicoanálisis que el analizante podrá dejar hablar a su inconsciente, comprender el origen de sus sufrimientos y resolver eficazmente los conflictos internos hasta ahora jamás expresados. Dando sentido y voz a sus pensamientos y deseos inconscientes conseguirá aceptarse a sí mismo y aceptar la vida con todo lo que conlleva de incontrolable y de imprevisto.


El psicoanálisis es un viaje, y como todo viaje implica descubrimientos. Algunos de ellos los habíamos guardado siempre o no podíamos confesarlos. Es una experiencia animada y se necesita valor y un deseo muy decidido para emprender este trabajo sobre sí mismo, gracias al cual, aquel que se atreva a venir a hablar de sus sufrimientos encontrará alivio verdadero.



Te invito, si lo deseas, a venir a hablar de lo que te hace sufrir, para eliminar los obstáculos que te impiden avanzar, que te hacen tropezar siempre con la misma piedra y que te impiden lograr eso que mas deseas, para inscribirte y arreglártelas en la vida con ligereza y lograr vivir como siempre has querido.